Música y FolclorOpinión

Suspiro naranja

Compositores vallenatos le cantan a la primavera, ese periodo bendito para los campesinos, que inicia el 20 de marzo y termina el 21 de junio. Maestro Lorenzo Morales: “Si la primavera es buena, yo tendré mucha alegría, porque veo pintar la huella, ombe de la morenita mía”. Maestro Leandro Diaz: “la primavera es linda, y bien de las mujeres, las plantas cuando llueve, muestran sus florecitas; por eso le canto a mi morena, que tiene sabor a primavera”. Rey Alejo Duran: “la mujer y la primavera, ay son dos cosas que se florecen, la mujer huele cuando esta nueva, la primavera cuando florece”.

El inicio de la primavera entusiasma al sembrador, alegra el campo y promueve la floración en la mayoría de las plantasLa flor del naranjo, denominada flor de azahar, se presenta con cuatro y ocho pétalos. Es blanca en naranjos y mandarinos, con tonos violeta la del  limón. Bastante carnosa y aromática en gracia de lo cual se la utiliza en la elaboración de esencias. Los naranjos, como muchisimas plantas, florecen durante la primavera, dependiéndose de la termperatura y de factores sobrevinientes como el “cambio climático”; importa la politización de las flores como preludio natural de los frutos.

En el acabamiento de la primavera, en plena floración de los naranjales, el 23 de mayo de 2017 fue promulgada la Ley 1834 “Por medio de la cual se fomenta la economía creativa (…)” y cuyo Objeto es “(…) desarrollar, fomentar, incentivar y protejer las industrias creativas (…) entendidas como aquellas industrias que generan valor en razón de sus bienes y servicios, los cuales se fundamentan en la propiedad intelectual (…) comprenderán los sectores que conjugan creación, producción y comercialización de bienes y servicios basados en contenidos intangibles de carácter cultural, y/o aquellas que 1¡ generen protección en el marco de los derechos de autor (…) comprenderán de forma genérica -pero sin limitarse a-, los sectores editoriales, audiovisuales, fonográficos, de artes visuales, de’artes escénicas y espectáculos, de turismo y patrimonio cultural material e inmaterial, de educación artística y cultural, de diseño, publicidad, contenidos multimedia, software de contenidos y servicios audiovisuales interactivos, moda, agencias de noticias y servicios de información, y educación creativa (…)”.

 En el mundo, la economía naranja aporta 3% del PIB (equivalente a más de 2,25 billones de dólares) y 30 millones de empleos, de acuerdo con datos de 2015 de la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (CISAC). En Latinoamérica este sector contribuye con 6% del PIB de la región, y es muy importante en Argentina, México, Brasil y Colombia. En Colombia, durante 2017, la economía naranja representó 3,3% del PIB, por encima de sectores como el minero (2,2%) y el cafetero (0,8%). Es una proporción importante de la economía, en un país en el que al petróleo le corresponde 7,5% del PIB. Además, según el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicación, genera 1,1 millones de empleos directos e indirectos.

“Como beneficios de esta ley, se destacan los siguientes:

  1. Creación de líneas de crédito para emprendimientos creativos. Serán otorgadas por el Banco de Desarrollo Empresarial y Comercio Exterior (Bancoldex), por intermedio de la Unidad de Desarrollo e Innovación (iNNpulsa Colombia) y del Fondo Emprender del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena). Esta línea será de más de 150 millones de dólares, “para apoyar a los emprendedores creativos del país, para sus desarrollos empresariales, en condiciones de plazo y tasa que son muy favorables y muy competitivas”, señaló el presidente Iván Duque.
  2. Ejecución de la ley de financiamiento. Con ella se aprobó la exención del impuesto sobre la renta por cinco años para los nuevos emprendedores que inviertan en la economía naranja y creen un mínimo de empleos. Esta medida incluye “la deducción del ciento por ciento del IVA pagado en la importación, formación, construcción o adquisición de activos fijos; disminución gradual de la tarifa de renta presuntiva de 3,5% a 3% en 2019, 1,5% en 2020 y 0% en 2021”, según lo publicado por el diario El Tiempo en noviembre de 2018.
  3. Consolidación del sello “Creado en Colombia”. El objetivo de este sello es promover — con la ayuda de Procolombia y la Marca País Colombia— los bienes y servicios culturales y científicos creados en el país, de manera de impulsar las industrias creativas nacionales.
  4. Programas para fortalecer. Un ejemplo de estos programas es “Manufactura Inteligente”, de iNNpulsa Colombia y MinComercio, que promueve que las pymes del sector manufacturero adopten tecnologías emergentes, como big data, impresión 3D, Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, robótica y sistemas de realidad aumentada y virtual, entre otras. iNNpulsa —entidad del Ministerio de Comercio de Colombia encargada de promover el emprendimiento, la innovación y el desarrollo empresarial— cuenta además con un programa de tutores y mentores para acelerar el modelo de negocio de los emprendimientos y las startups relacionados con las industrias creativas.
  5. Promoción de la formación en las disciplinas consideradas culturales y creativas. Los emprendedores contarán con el respaldo económico del Gobierno si desean hacer estudios relacionados con la cultura y la creatividad. Para ello, el Estado prevé incrementar las becas y los créditos.”

Durante su visita a Valledupar, con motivo de la celebración del aniversario fundacional, el Presidente Ivan Duque Márquez atinó al expresar que “Hoy estamos con la comunidad el día en el que se celebra el cumpleaños de Valledupar, y este cumpleaños 469 es para reivindicar algo que usted ha venido promoviendo: que las industrias creativas que se expresen acá con los juglares, con las composiciones, con las artesanías, con la gastronomía, sirvan para decir que en Valledupar el turismo y la Economía Naranja son el petróleo de Valledupar, son las riquezas esta comunidad”, dijo al Alcalde Augusto Ramírez Uhía”. No obstante, algunos esperaron desde entonces rios de millones sin considerar que el camino apenas comienza y comenzó muy bien. Se cuenta con la fuerza creativa, con un evento grandioso como el Festival de la Leyenda Vallenata y con la disposición institucional. Se requiere el fortalecimiento de la Alcaldia como ente líder, la organización del sector cultural y el vertimiento de las ideas creativas, cuya primavera es 24/7, en proyectos consistentes que posibiliten la accesibilidad a las oportunidades de financiación, de crédito, al estímulo estatal y la satisfacción, en bienes y servicios, para el gran público consumidor. A nivel departamental, IDECESAR, es un punto favorable que bien puede vincularse con el establecimiento de una línea de crédito, con intereses de bajísimo impacto, para compra de instrumentos, materiales, formacion e insumos, en el caso de músicos, artistas, emprendedores cuya acción se inscribe en la economía creativa.

“El Ministerio de Cultura anunció que en cinco ciudades del país empezará la implementación de las áreas de desarrollo naranja, en las que se buscará incentivar y fortalecer las actividades culturales y creativas. Según la entidad, la primera fase del proyecto contempla la implementación del distrito creativo de las artes, en el Parque El Faneón de Manizales; la fábrica de cultura, en Barranquilla; el ‘Perpetuo Socorro’, de Medellín; el centro de danza y coreografía del Valle de Cauca y la zona ‘Bronx Distrito Creativo’ en Bogotá. Para cada área de desarrollo naranja las alcaldías podrán definir las actividades culturales y creativas a desarrollar en estas zonas, así como los beneficios normativos y tributarios”.

Desde ese anuncio, la incertidumbre se apoderó de una amplísimo sector de los vallenatos, en gran medida por falta de información y conocimiento, los cuales están llamados a ofrecer los representantes de la administraciones n municipal, pero se dejan llevar, en ocasiones, por la emocionalidad. Reconocer el empeño del alcalde Augusto Ramirez Uhia, es justo y necesario. De igual manera, insistir en que con solo anuncios no es posible recorrer el camino. La Alcaldia de Valledupar y la Gobernacion del Cesar, desde el inicio del siguiente cuatrienio tienen la obligación de presentar un portafolio de estímulos a los creadores, gestores y emprendedores, en cada área cultural prevalente en la territorialidad. Emular lo que el Ministerio de Cultura y muchas entidades territoriales, ofrecen año tras año. Levantar el animo es preciso y reconfortante. Valledupar está para grandes cosas. En materia creativa, el balón está en el “patio” de cada creador, en la voluntad de sumar creaciones, actitudes, ingenio y esfuerzos.

Con  emotividad, para titular mediático, ya se anunció que Valledupar tendrá tres áreas de desarrollo naranja, sin saber todavía que es lo que se hará, mientras las ciudades privilegiadas en el Plan de Desarrollo Nacional, tienen de a una en cada caso. Cierto es que el Centro histórico, el balneario Hurtado y la Ruta Escalona, son realidades de potencial desarrollo turístico, pero no califican como tales para dicho fin. Barranquilla, por ejemplo, se decidió por La fábrica de Cultura, “Sobre la esquina de la carrera 50 con calle 40 ya se levantan los cimientos del recinto que servirá para la formación de artistas y la gestación del arte en Barranquilla. Las obras, impulsadas por el Distrito a través de la Secretaría de Cultura, “se encuentran en un 25%”, según estimó el ingeniero Óscar Rodríguez. La Fábrica de Cultura será una de las sedes de la Escuela Distrital de Arte y Tradiciones Populares (Eda), donde hoy se forman más de 2 mil artistas como técnicos laborales en 12 programas que van, según la Secretaría de Cultura, “a fortalecer y engrandecer el sector artístico y cultural de la ciudad y la región”. Es la primera Área de Economía Naranja del Caribe con apoyo del gobierno nacional. Sugiero entonces que la primera en Valledupar sea el Parque de la Leyenda Vallenata, como el gran centro cultural que nos merecemos, la Escuela de Talento Vallenato Rafael Escalona Martínez, más actractivos naranja y donde funcionaría la institucionalidad cultural municipal, convirtiéndose la Casa de la Cultura “Cecilia Caballero de Lopez”   en la primera de muchas casas de la Cultura que requiere la territorialidad de Valledupar, incluidos los 25 corregimientos (En Barranquilla completará 130).

Mientras tanto, cantemos con el Cacique de La Junta: “(…) Me voy porque he pensado seguir la parranda, yo vine solamente para verte a ti, me voy muy satisfecho porque ya te vi, mañana en la mañana vuelvo por aquí, me guardas pal’ guayabo un jugo de naranja; pero morenita de ojos negros, ombe asómate a la ventana; a la ventana, a la ventana, ay a la ventana marroncita”.

Escrito por Alberto Muñoz / @albertomunozpen / [email protected]

Mostrar más

Sabor Vallenato

Somos un portal independiente, que tratamos de llevar la cultural Vallenata a todos los rincones del planeta, estamos enfocado en informar los hechos culturales tanto de la ciudad de Valledupar a si como de algunas ciudades importante de Colombia

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar